Curso de Alergenos Obligatorio; En la industria alimentaria, la seguridad y la salud de los consumidores son prioridades indiscutibles. En este contexto, la formación en alérgenos alimentarios emerge como una necesidad ineludible. La realización de un curso obligatorio en este ámbito no solo representa un requisito legal, sino también una garantía de profesionalismo y responsabilidad para quienes trabajan en la manipulación y preparación de alimentos. Los beneficios de este tipo de formación son múltiples y trascienden los límites de la normativa: desde la prevención de reacciones alérgicas graves hasta la promoción de un entorno laboral seguro y consciente.

Para los empleadores, contar con personal debidamente capacitado en alérgenos alimentarios no solo es una obligación legal, sino también una inversión en la reputación y la confianza del negocio. En última instancia, este curso no solo impulsa el cumplimiento normativo, sino que también promueve una cultura de seguridad alimentaria que beneficia tanto a los consumidores como a los profesionales del sector.

Veamos en profundidad qué vas a aprender en un curso de alergenos obligatorio.

Curso de Alergenos Obligatorio

Curso de Alergenos Obligatorio

¿Qué son los alergenos alimentarios?

Los alérgenos alimentarios son sustancias presentes en determinados alimentos que desencadenan una respuesta adversa en el sistema inmunológico de algunas personas. Esta reacción, conocida como alergia alimentaria, puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves como picazón o hinchazón, hasta reacciones graves que comprometen la vida del individuo.

Los alérgenos pueden ser de origen animal, vegetal o incluso químico, y su presencia puede variar dependiendo del tipo de alimento y del proceso de fabricación. Entre los alérgenos más comunes se encuentran el gluten, la leche, los huevos, los frutos secos, el pescado y los mariscos. Es importante destacar que la sensibilidad a los alérgenos puede variar considerablemente entre las personas, y la exposición accidental a estos puede desencadenar una reacción alérgica grave, especialmente en aquellos con alergias severas, por este motivo el curso de alergenos obligatorio es esencial para trabajar en hostelería con alimentos.

Es crucial que tanto los consumidores como los profesionales de la industria alimentaria estén debidamente informados y capacitados sobre la identificación y manejo de los alérgenos alimentarios. La prevención de la contaminación cruzada y la correcta etiquetación de los productos son medidas fundamentales para evitar incidentes relacionados con alergias alimentarias. En este sentido, la formación en alérgenos alimentarios juega un papel crucial, no solo para garantizar el cumplimiento normativo, sino también para proteger la salud y seguridad de los consumidores. Además, la conciencia y la educación sobre este tema son esenciales para promover un entorno alimentario inclusivo y seguro para todas las personas.

¿Qué es un curso de alergenos obligatorio?

Un curso de alérgenos obligatorio es una capacitación diseñada para proporcionar a los profesionales de la industria alimentaria los conocimientos y habilidades necesarios para identificar, manejar y prevenir la presencia de alérgenos en los alimentos. Este tipo de cursos son obligatorios en España y muchos países como parte de la regulación alimentaria, con el objetivo de garantizar la seguridad y protección de los consumidores que padecen alergias alimentarias.

Estos programas educativos abarcan una variedad de temas, incluyendo la identificación de alérgenos comunes, las prácticas de higiene y manipulación de alimentos para prevenir la contaminación cruzada, el etiquetado adecuado de productos alimenticios, y la respuesta apropiada en caso de emergencias relacionadas con alergias alimentarias. Además, estos cursos suelen incluir información sobre la legislación vigente en materia de alérgenos alimentarios y las responsabilidades legales de los profesionales de la industria alimentaria en su cumplimiento. La duración y el contenido de los cursos pueden variar según el país y las normativas locales, pero su objetivo principal es equipar a los participantes con los conocimientos necesarios para garantizar la seguridad y la satisfacción de los consumidores, así como para cumplir con los requisitos legales establecidos en materia de alergenos alimentarios. En última instancia, los cursos obligatorios de alérgenos desempeñan un papel fundamental en la promoción de una cultura de seguridad alimentaria, el empleo y en la protección de la salud pública.

¿Qué se enseña en un curso de alergenos alimentarios obligatorio?

Un curso de alérgenos alimentarios obligatorio abarca una amplia gama de temas fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria y la prevención de reacciones alérgicas graves en los consumidores. En primer lugar, se enseña la identificación de los alérgenos más comunes presentes en los alimentos, como el gluten, la leche, los huevos, los frutos secos, el pescado y los mariscos, entre otros. Esto incluye aprender a leer y comprender las etiquetas de los productos alimenticios para identificar la presencia de alérgenos y conocer los términos alternativos utilizados para describirlos.

Además, se instruye sobre las prácticas de higiene y manipulación de alimentos necesarias para prevenir la contaminación cruzada, tanto en el hogar como en entornos profesionales como restaurantes, cafeterías y servicios de catering.

Los participantes también reciben formación sobre las medidas de control y prevención de alergias alimentarias, incluyendo la importancia de la limpieza y desinfección adecuadas de utensilios y superficies de trabajo, así como la separación de alimentos alergénicos y no alergénicos durante el almacenamiento y la preparación.

Asimismo, se proporciona información sobre la legislación y regulación alimentaria relacionada con alérgenos, incluyendo los requisitos de etiquetado de alérgenos en diferentes jurisdicciones y las responsabilidades legales de los profesionales de la industria alimentaria en su cumplimiento.

Por último, en un curso de alergenos obligatorio también se enseña cómo reconocer y responder adecuadamente a emergencias relacionadas con alergias alimentarias, incluyendo el uso de dispositivos de autoinyección de epinefrina en caso de una reacción alérgica grave.

Haz con nosotros este curso, o cualquiera del área de Hostelería y Alimentación.

Con los cursos dependientes de nuestros centros acreditados obtendrás tu diploma del propio centro, acompañado de Certificado Universitario Internacional, Título Universitario DQ-CLEA-UAIII o Acreditación de Cátedra. Si realizas un curso dependiente de nuestras universidades, tendrás título de la correspondiente universidad, más título UAIII y Certificado Universitario Internacional

Curso Cocina Creativa Título Certificado
Curso Cocina Creativa Certificado Universitario

Objetivos para el empleo del curso de alergenos alimentarios

Los cursos de alérgenos alimentarios no solo son una herramienta crucial para garantizar la seguridad y la salud de los consumidores, sino que también desempeñan un papel fundamental en el ámbito laboral, especialmente para aquellos que trabajan en la industria alimentaria. Los objetivos específicos de estos cursos en el contexto laboral son variados y trascienden la mera cumplimentación normativa, abarcando aspectos cruciales que impactan directamente en la calidad del servicio y en la reputación de la empresa. En primer lugar, estos cursos buscan equipar a los empleados con los conocimientos necesarios para cumplir con los estándares de seguridad alimentaria establecidos por las autoridades competentes. Esto implica comprender la importancia de identificar y controlar los alérgenos alimentarios en todas las etapas de producción y manipulación de alimentos, desde la recepción de materias primas hasta la entrega del producto final al consumidor.

Además de cumplir con los requisitos normativos, la formación en alérgenos alimentarios también tiene como objetivo proteger la salud y el bienestar de los clientes alérgicos, lo que a su vez contribuye a fortalecer la confianza del consumidor en la empresa. Al estar debidamente capacitados en el manejo de alérgenos, los empleados pueden prevenir la contaminación cruzada y reducir el riesgo de exposición accidental a alérgenos, lo que puede evitar situaciones potencialmente peligrosas y proteger la reputación de la empresa frente a reclamaciones o demandas legales.

Otro objetivo importante del curso de alergenos obligatorio es mejorar la eficiencia y la productividad en el lugar de trabajo al reducir el riesgo de interrupciones o incidentes relacionados con alergias alimentarias. Al estar capacitados para identificar y prevenir la presencia de alérgenos, los empleados pueden trabajar de manera más segura y eficaz, minimizando el riesgo de errores o accidentes que puedan afectar la calidad de los productos alimenticios y la satisfacción del cliente.

Asignaturas del curso de alergenos obligatorio

El curso de alérgenos obligatorio está diseñado para proporcionar a los participantes una comprensión completa de los riesgos asociados con los alérgenos alimentarios y las medidas necesarias para prevenirlos y gestionarlos de manera efectiva. Estos cursos suelen abordar una serie de asignaturas fundamentales que cubren diferentes aspectos de la seguridad alimentaria y la prevención de alergias. A continuación, se describen algunas de las asignaturas comunes que suelen incluirse en estos cursos:

  1. Introducción a las alergias alimentarias: Esta asignatura proporciona una visión general de las alergias alimentarias, incluyendo las causas, los síntomas y las posibles complicaciones. Los participantes aprenden sobre la importancia de reconocer las alergias alimentarias y cómo pueden afectar a las personas con diferentes niveles de sensibilidad.
  2. Identificación de alérgenos: Aquí se enseña a los participantes a identificar los alérgenos más comunes presentes en los alimentos, como el gluten, la leche, los huevos, los frutos secos, el pescado y los mariscos. Se exploran las fuentes de estos alérgenos y se discute cómo pueden estar presentes en una variedad de productos alimenticios.
  3. Prevención de la contaminación cruzada: Esta asignatura se centra en las medidas de prevención necesarias para evitar la contaminación cruzada de alérgenos en el entorno de trabajo. Los participantes aprenden sobre la importancia de mantener áreas de trabajo limpias y ordenadas, utilizar equipos separados para manipular alimentos alergénicos y no alergénicos, y practicar una buena higiene personal.
  4. Etiquetado de alimentos: Aquí se aborda la importancia del etiquetado preciso de los productos alimenticios en relación con los alérgenos. Los participantes aprenden sobre los requisitos legales para etiquetar los alérgenos en los productos alimenticios y cómo interpretar la información del etiquetado para identificar la presencia de alérgenos.
  5. Legislación y regulación alimentaria: Esta asignatura del curso de alergenos obligatorio proporciona información sobre las leyes y regulaciones relacionadas con los alérgenos alimentarios en diferentes jurisdicciones. Los participantes aprenden sobre sus responsabilidades legales y éticas en relación con la manipulación de alimentos y la prevención de alergias alimentarias.
  6. Gestión de emergencias: Aquí se enseña a los participantes cómo reconocer y responder adecuadamente a emergencias relacionadas con alergias alimentarias. Se discuten las señales de advertencia de una reacción alérgica grave y se proporciona capacitación sobre el uso de dispositivos de autoinyección de epinefrina en caso de emergencia.
  7. Reacciones alérgicas y síntomas: Esta asignatura se centra en profundizar en los diferentes tipos de reacciones alérgicas que pueden experimentar las personas alérgicas, así como en los síntomas específicos asociados a cada tipo de alérgeno. Los participantes aprenden a reconocer y distinguir entre los diferentes síntomas, desde reacciones leves como picazón y enrojecimiento hasta reacciones graves como dificultad para respirar y anafilaxia.
  8. Psicología y comunicación: Aquí se aborda la importancia de la comunicación efectiva con los clientes alérgicos y cómo manejar situaciones delicadas relacionadas con alergias alimentarias. Los participantes aprenden estrategias para comunicarse de manera clara y empática, así como para manejar quejas o preocupaciones de los clientes de manera profesional y compasiva.
  9. Nutrición y dietética: Esta asignatura proporciona información sobre los aspectos nutricionales de las alergias alimentarias y cómo llevar una dieta equilibrada y segura cuando se vive con una alergia alimentaria. Los participantes aprenden sobre alternativas alimentarias y cómo adaptar sus hábitos alimenticios para evitar alérgenos mientras mantienen una dieta saludable.
  10. Primeros auxilios: Aquí se enseña a los participantes los primeros auxilios básicos para tratar reacciones alérgicas y cómo administrar la epinefrina en caso de una emergencia grave. Se practican técnicas de RCP (reanimación cardiopulmonar) y se discuten los pasos a seguir en situaciones de emergencia hasta que llegue la ayuda médica.

¿Cuánto tiempo dura el curso?

En algunos casos, especialmente para cursos básicos y de nivel introductorio, la duración puede ser de unas pocas horas, con el objetivo de cubrir los aspectos fundamentales relacionados con la identificación de alérgenos, la prevención de la contaminación cruzada y el etiquetado adecuado de alimentos alergénicos. El curso de alergenos obligatorio es corto y son adecuados para trabajadores de la industria alimentaria que necesitan una formación básica en seguridad alimentaria y alergias alimentarias, pero que no requieren un conocimiento exhaustivo del tema.

Por otro lado, existen cursos más completos de unas 120 horas de duración más detallados que pueden extenderse durante varias semanas o un par de meses. Estos cursos suelen cubrir una amplia gama de temas relacionados con alergias alimentarias, incluyendo aspectos técnicos, legales y prácticos. Por ejemplo, pueden incluir asignaturas adicionales sobre primeros auxilios, comunicación efectiva con clientes alérgicos, y gestión de riesgos en el entorno laboral. Estos cursos más largos suelen ser necesarios para profesionales de la industria alimentaria que desempeñan roles de supervisión o gestión, así como para aquellos que necesitan una comprensión más profunda de las alergias alimentarias para cumplir con los requisitos normativos y legales.

¿Qué es lo más difícil de un curso de alergenos obligatorio?

El curso de alérgenos obligatorio es una parte fundamental de la formación en la industria alimentaria, pero enfrenta ciertos desafíos que pueden resultar difíciles para los participantes. Entre los aspectos más complicados del curso se destacan:

  1. Complejidad de la legislación: Uno de los mayores desafíos para los participantes es comprender la complejidad de la legislación y regulación alimentaria relacionada con los alérgenos. Las normativas pueden variar según el país y la jurisdicción, lo que puede resultar confuso para quienes están iniciando en el campo. Además, la constante actualización de estas regulaciones implica mantenerse al día con los cambios legislativos, lo que puede requerir un esfuerzo adicional por parte de los participantes.
  2. Identificación precisa de alérgenos: Reconocer la presencia de alérgenos en los alimentos y comprender cómo pueden estar presentes en diferentes productos alimenticios puede resultar desafiante. Esto requiere una comprensión sólida de los ingredientes y procesos de fabricación, así como la capacidad de interpretar correctamente la información del etiquetado de alimentos.
  3. Prevención de la contaminación cruzada: Evitar la contaminación cruzada de alérgenos en el entorno de trabajo es otro aspecto difícil del curso. Esto implica adoptar prácticas rigurosas de higiene y manipulación de alimentos para prevenir la transferencia de alérgenos de un producto a otro, lo que puede requerir una atención meticulosa a los detalles y una constante vigilancia.
  4. Gestión de situaciones de emergencia: Saber cómo reconocer y responder adecuadamente a emergencias relacionadas con alergias alimentarias, como una reacción alérgica grave, puede ser un desafío emocional y técnico para los participantes. La capacitación en primeros auxilios y el uso de dispositivos de autoinyección de epinefrina son aspectos críticos del curso que requieren práctica y habilidades específicas.
  5. Comunicación efectiva: La comunicación con clientes alérgicos y colegas en el lugar de trabajo también puede ser un desafío. Es importante transmitir información precisa y clara sobre los alérgenos presentes en los alimentos y responder a las preguntas y preocupaciones de manera profesional y empática.

¿Por qué estudiar un curso de alergenos alimentarios obligatorio?

Estudiar un curso de alérgenos alimentarios es una decisión inteligente y estratégica para aquellos que buscan mejorar sus perspectivas de empleo en una variedad de industrias relacionadas con la alimentación y la hospitalidad y además es que este curso en España es obligatorio.

La formación en alérgenos alimentarios proporciona a los candidatos una ventaja competitiva significativa al demostrar su compromiso con la seguridad alimentaria y la protección de los consumidores. Esto es especialmente relevante en industrias como la restauración, la hostelería, la alimentación y el catering, donde la manipulación de alimentos es una parte integral del trabajo.

Los empleadores en estos sectores valoran altamente la capacitación en alérgenos alimentarios debido a la creciente conciencia pública sobre las alergias alimentarias y la importancia de proporcionar opciones seguras para los clientes alérgicos. Al completar un curso de alérgenos, los candidatos adquieren conocimientos y habilidades específicas, como la identificación de alérgenos, la prevención de la contaminación cruzada y la gestión de situaciones de emergencia relacionadas con alergias alimentarias. Estas habilidades son altamente transferibles y pueden aplicarse en una variedad de roles, desde chef y cocinero hasta gerente de alimentos y bebidas, inspector de seguridad alimentaria y consultor en alimentos y nutrición.

Además, el curso de alergenos obligatorio puede abrir oportunidades en sectores relacionados, como la educación alimentaria, la investigación nutricional y el desarrollo de productos alimenticios.

Salidas laborales con un curso de alergenos alimentarios

Un curso de alérgenos alimentarios no solo proporciona conocimientos esenciales sobre la prevención y gestión de alergias alimentarias, sino que también abre numerosas oportunidades laborales en una variedad de industrias relacionadas con la alimentación, la salud y la seguridad. Aquí se presentan algunas de las salidas laborales posibles para quienes completan este tipo de formación:

  1. Industria alimentaria: En la industria alimentaria, la formación en alérgenos alimentarios es fundamental para garantizar el cumplimiento de las regulaciones de seguridad alimentaria y la protección de los consumidores. Los profesionales capacitados en este campo pueden trabajar en roles como gerentes de seguridad alimentaria, supervisores de producción, control de calidad o desarrollo de productos, asegurando que los alimentos se preparen y manipulen de manera segura para personas con alergias alimentarias.
  2. Restauración y hostelería: En restaurantes, hoteles, cafeterías y servicios de catering, la formación en alérgenos alimentarios es esencial para garantizar una experiencia segura para los clientes con alergias alimentarias. Los cocineros, chefs y personal de servicio que cuentan con esta capacitación pueden adaptar los menús, implementar prácticas seguras de manipulación de alimentos y responder adecuadamente a las necesidades de los clientes alérgicos.
  3. Educación y formación: Los profesionales con formación en alérgenos alimentarios también pueden encontrar oportunidades en el campo de la educación y la formación. Pueden trabajar como instructores o facilitadores de cursos de seguridad alimentaria en escuelas culinarias, instituciones educativas, empresas de formación profesional o programas de desarrollo profesional para la industria alimentaria.
  4. Consultoría en seguridad alimentaria: Aquellos con experiencia en alérgenos alimentarios pueden ofrecer servicios de consultoría especializada en seguridad alimentaria a empresas de la industria alimentaria. Esto puede implicar la realización de auditorías de seguridad alimentaria, el desarrollo de políticas y procedimientos, y la capacitación del personal para garantizar el cumplimiento de las normativas de alérgenos alimentarios.
  5. Investigación y desarrollo: Los profesionales con formación en alérgenos alimentarios también pueden trabajar en roles de investigación y desarrollo en la industria alimentaria. Pueden participar en la formulación de nuevos productos alimenticios que sean seguros y adecuados para personas con alergias alimentarias, así como en la evaluación de ingredientes y procesos para minimizar los riesgos de alergenos.
  6. Servicios de salud y nutrición: En el campo de la salud y la nutrición, la formación en alérgenos alimentarios puede ser beneficiosa para dietistas, nutricionistas y otros profesionales de la salud que trabajan con pacientes con alergias alimentarias. Pueden proporcionar asesoramiento dietético especializado, educación sobre etiquetado de alimentos y apoyo para la gestión de alergias alimentarias en entornos clínicos o comunitarios.

Empresas que más contratan con el curso de alergenos alimentarios obligatorio

La formación en alérgenos alimentarios es altamente valorada por una amplia gama de empresas en diversas industrias, ya que demuestra un compromiso con la seguridad alimentaria y la protección de los consumidores alérgicos. A continuación, se presentan algunas de las empresas que más contratan profesionales con un curso de alérgenos alimentarios:

  1. Empresas de alimentación y bebidas: Las empresas dedicadas a la producción y distribución de alimentos y bebidas son algunas de las principales empleadoras de profesionales con formación en alérgenos alimentarios. Esto incluye fabricantes de alimentos, procesadores de alimentos, empresas de catering, panaderías, pastelerías y empresas de bebidas. Estas empresas valoran la capacitación en alérgenos como parte integral de sus prácticas de seguridad alimentaria y están constantemente buscando profesionales calificados para garantizar la seguridad y la calidad de sus productos.
  2. Restaurantes y cadenas de comida rápida: En la industria de la restauración, la formación en alérgenos alimentarios es esencial para garantizar una experiencia segura para los clientes con alergias alimentarias. Restaurantes de todos los tamaños, desde establecimientos de alta cocina hasta cadenas de comida rápida como McDonalds o Burguer King, buscan emplear personal capacitado en alérgenos para adaptar sus menús, implementar prácticas seguras de manipulación de alimentos y responder adecuadamente a las necesidades de los clientes alérgicos.
  3. Hoteles y resorts: En el sector hotelero, la formación en alérgenos alimentarios es fundamental para garantizar una estancia segura y satisfactoria para los huéspedes con alergias alimentarias. Por ejemplo, los Mejores Hoteles en Adra Almería ya buscan emplear personal capacitado en alérgenos para gestionar la oferta gastronómica del establecimiento, ofrecer opciones seguras en los restaurantes y atender las necesidades dietéticas especiales de los huéspedes.
  4. Supermercados y tiendas de alimentos: Las cadenas de supermercados y tiendas de alimentos también contratan profesionales con formación en alérgenos alimentarios para garantizar la seguridad y la información precisa sobre los productos alimenticios que venden. Estos profesionales pueden trabajar en roles como gerentes de departamento de alimentos, asistentes de servicio al cliente o especialistas en seguridad alimentaria, asegurando que los productos estén etiquetados correctamente y que se tomen medidas para prevenir la contaminación cruzada en la tienda.
  5. Empresas de servicios de catering y eventos: Las empresas que ofrecen servicios de catering y organización de eventos son otra fuente importante de empleo para profesionales con formación en alérgenos alimentarios. Estas empresas requieren personal capacitado para adaptar los menús según las necesidades dietéticas de los clientes, garantizar la seguridad alimentaria durante la preparación y manipulación de alimentos, y responder adecuadamente a las solicitudes de clientes con alergias alimentarias.

Opiniones del curso de alergenos obligatorio

Opiniones de personas que han realizado un curso de alérgenos obligatorio:

  1. María G.: «Realizar el curso de alérgenos alimentarios fue una de las mejores decisiones que he tomado para mi carrera en la industria de la restauración. Gracias a la formación adquirida, pude demostrar a mi empleador mi compromiso con la seguridad alimentaria, lo que me llevó a obtener una promoción a chef de cocina en mi restaurante actual. Ahora tengo la confianza y los conocimientos necesarios para adaptar los menús y garantizar una experiencia segura para todos nuestros clientes, incluidos aquellos con alergias alimentarias».
  2. Juan M.: «Después de completar el curso de alérgenos obligatorio, fui contratado como gerente de seguridad alimentaria en una importante cadena de supermercados. Mi empleador valoró mi capacitación en alérgenos como un activo invaluable para garantizar la seguridad y la precisión en el etiquetado de los productos alimenticios. Ahora puedo contribuir de manera significativa a la protección de la salud de los clientes y al cumplimiento de las regulaciones alimentarias».
  3. Ana R.: «Gracias al curso de alérgenos alimentarios, pude conseguir un puesto en una empresa de catering reconocida. Mis conocimientos sobre prevención de la contaminación cruzada y adaptación de menús para clientes con alergias alimentarias fueron fundamentales durante el proceso de contratación. Ahora puedo ofrecer un servicio de catering seguro y de alta calidad que satisface las necesidades dietéticas de todos nuestros clientes».
  4. Carlos L.: «Después de completar el curso de alérgenos, fui ascendido a supervisor de seguridad alimentaria en mi empresa. Mi empleador reconoció el valor de mi formación en la implementación de prácticas seguras de manipulación de alimentos y la capacitación del personal. Ahora estoy a cargo de garantizar el cumplimiento de las normativas de alérgenos alimentarios y la protección de la salud de nuestros clientes en todas nuestras instalaciones».
  5. Laura S.: «Gracias al curso de alérgenos obligatorio, logré conseguir un puesto como consultora en seguridad alimentaria en una firma de consultoría líder. Mis conocimientos sobre alérgenos y legislación alimentaria fueron clave durante el proceso de selección. Ahora puedo ayudar a una variedad de empresas a cumplir con los estándares de seguridad alimentaria y a proteger la salud de los consumidores alérgicos».

¿Cuáles son los 14 alérgenos alimentarios?

Los 14 alérgenos alimentarios principales, tal como están identificados en la legislación de la Unión Europea, son:

  1. Gluten, que se encuentra en cereales como trigo, cebada, centeno y avena.
  2. Crustáceos, incluyendo camarones, langostinos, cangrejos y langostas.
  3. Huevos.
  4. Pescado.
  5. Cacahuetes (maní).
  6. Soja.
  7. Leche y productos lácteos.
  8. Frutos secos como almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos, y nueces de macadamia o de Australia.
  9. Apio.
  10. Mostaza.
  11. Granos de sésamo.
  12. Dióxido de azufre y sulfitos (a concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro).
  13. Altramuces.
  14. Moluscos, como mejillones, almejas, calamares, pulpo y ostras.

¿Qué alérgenos están obligados a declarar?

En la Unión Europea, la legislación alimentaria establece que ciertos alérgenos alimentarios deben ser declarados en el etiquetado de los productos alimenticios envasados. Estos alérgenos obligatorios son los siguientes:

  1. Gluten, que se encuentra en cereales como trigo, cebada, centeno y avena.
  2. Crustáceos, incluyendo camarones, langostinos, cangrejos y langostas.
  3. Huevos.
  4. Pescado.
  5. Cacahuetes (maní).
  6. Soja.
  7. Leche y productos lácteos.
  8. Frutos secos como almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos, y nueces de macadamia o de Australia.
  9. Apio.
  10. Mostaza.
  11. Granos de sésamo.
  12. Dióxido de azufre y sulfitos (a concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro).
  13. Altramuces.
  14. Moluscos, como mejillones, almejas, calamares, pulpo y ostras.

En el curso de alergenos obligatorio verás que deben ser claramente declarados en la lista de ingredientes del producto alimenticio, ya sea en forma de texto o mediante una advertencia específica, como «Contiene: [nombre del alérgeno]». Esta información es crucial para que las personas con alergias alimentarias puedan identificar y evitar los productos que podrían desencadenar una reacción alérgica.

¿Qué establecimientos tienen la obligación de cumplir la Ley de información alimentaria?

En la Unión Europea, la Ley de Información Alimentaria se aplica a una amplia gama de establecimientos y empresas que manipulan o venden alimentos. Esto incluye, pero no se limita, a los siguientes tipos de establecimientos:

  1. Supermercados y tiendas de comestibles: Estos establecimientos deben cumplir con las regulaciones de etiquetado de alimentos al vender productos envasados y a granel. Esto incluye proporcionar información clara sobre alérgenos, ingredientes, fecha de caducidad y cualquier otro dato relevante para la seguridad y la calidad alimentaria.
  2. Restaurantes y servicios de comida: Los restaurantes, cafeterías, bares y otros establecimientos de servicios de comida deben cumplir con las regulaciones de información alimentaria al proporcionar menús y alimentos preparados. Esto puede incluir la divulgación de alérgenos en los menús, ya sea mediante una lista de alérgenos junto a los platos o mediante el aviso de que los clientes pueden solicitar información sobre alérgenos al personal.
  3. Empresas de catering: Las empresas que ofrecen servicios de catering, ya sea para eventos privados o corporativos, deben cumplir con las regulaciones de información alimentaria al proporcionar alimentos preparados para sus clientes. Esto incluye la divulgación de alérgenos en los menús o la provisión de información sobre alérgenos bajo petición.
  4. Tiendas de alimentos especializados: Tiendas que venden alimentos especializados, como panaderías, pastelerías, carnicerías, pescaderías y tiendas de productos a granel, también están sujetas a las regulaciones de información alimentaria. Deben proporcionar información clara sobre los productos que venden, incluyendo alérgenos, ingredientes y fechas de caducidad.
  5. Plataformas de venta en línea: Las plataformas de venta en línea que ofrecen alimentos envasados o preparados también necesita personal con un curso de alergenos obligatorio porque deben cumplir con las regulaciones de información alimentaria al proporcionar información clara y precisa sobre los productos que se venden. Esto puede incluir la inclusión de información sobre alérgenos en la descripción del producto o la provisión de un enlace a la información detallada del producto.
No es probable Extremadamente probable

Si te ha gustado la publicación «Curso de alergenos alimentarios obligatorio», te animamos a rellenar el formulario para recibir información personalizada de costes, duración y todo lo que necesites saber.